jueves, 9 de agosto de 2012

Crítica: Promoción fantasma


SINOPSIS: En “Promoción fantasma” conoceremos a Modesto, un profesor que en ocasiones ve muertos. Esto no sólo le ha costado una fortuna en psiquiatras, sino que también ha hecho que le despidan de todos los colegios donde ha trabajado. Su suerte cambia cuando consigue plaza en el Monforte y tiene que dar clase a cinco alumnos que han convertido un colegio de prestigio en la casa de los horrores. Modesto tiene que lograr que los cinco chicos aprueben el último curso y se larguen de allí de una vez por todas. Pero no lo va a tener fácil: los cinco llevan veinte años muertos.

COMENTARIO CRÍTICO: 
"Una verdadera sorpresa dentro del cine español, ante las expectativas tan bajas creadas acerca de este nuevo film de Javier Ruiz Caldera. Una comedia que se inclinaba por el humor fácil, el argumento convencional, y los personajes abolutamente estereotipados, pero que se ha sabido defenderse con entereza para no caer en los errores comunes del arquetipo de comedia española deficiente, destinada a conseguir una audiencia de masas. Frente a una base bastante convencional, los guionistas Cristobal Garrido y Adolfo Valor han sabido adoptar una postura realmente crítica, construyendo unos diálogos absolutamente chispeantes, que permiten darle al film una dimensión más amplia. La película no solo entretiene y divierte, por su chispeante agilidad y consistencia, sino que resulta un notable reflejo de un choque generacional, que se presenta a día de hoy entre padres e hijos, y que da forma a un conflicto social muy actual. El film puede engañar, pero su postura es mucho más profunda de lo que puede aparentar. No es una gran historia, con interpretaciones desgarradoras, pero sin duda merece todos los elogios posibles por haber escogido un camino diferente al habitual, diseñando un ejercicio cómico con fuerza, y con más matices de los que superficialmente puede desdibujar. Javier Ruiz Caldera dirigide con cercanía y acierto un equipo técnico en plena forma, destacada música, fotografía y sobre todo montaje, sin decir de la acertada ambientación, así como a un reparto que a priori no resultaba tan sugerente, pero que ha superado la expectativas con creces, a destacar el siempre perfecto Raúl Arévalo, la madura Alexandra Jiménez, la cual hace por primera vez algo diferente a todo lo que ha construido anteriormente, el creíble reparto infantil, destacando al divertido Javier Bódalo, así como esos secundarios de lujo, Luis Varela, Carlos Areces, Joaquín Reyes y la divertida y estridente Silvia Abril, todos ellos constituyen la esencia de un film que merece la pena visionar para darnos cuenta de que el cine español puede diseñar, crear y producir un buen cine cómico. "

NOTA: 7(***)