lunes, 10 de marzo de 2014

Críticas variadas:

Gru 2. Mi villano favorito:
"Aunque su partida es previsible y más siendo la segunda parte de un ejercicio de animación bastante satisfactorio, las aventuras de Gru vuelven de una forma más estimulante que nunca. Es comprensible las limitaciones de este tipo de productos, anclados bajo un argumento manido, y ciertos esquemas narrativos previsibles. Pero dentro de esa aborrecida convencionalidad, esta cinta plantea un conjunto de personajes, principales y secundarios, llenos de gracia, chispa y desparpajado. La comicidad de sus diálogos y la fuerza positiva de sus acciones hacen de esta película una obra ágil, divertida y muy digerible. Una película que puede interesar a niños y adultos, porque más allá de su vereda animada, y sus infantiles personajes, los mensajes que estos guardan y la astucia de muchos de sus diálogos plantean un ejercicio mucho más adulto de lo que se prevee. Logros técnicos indiscutibles aparte, esta segunda parte de este ingenioso producto animado funciona con gracia por ese entretenido diseño narrativo de sus artífices que tanto beneficia a una película con premisas totalmente predecibles."

Lo mejor: Sus entrañables y cómicos personajes.


Lo peor: Su argumento más que manido.

NOTA: 6,5(***)

Thérèse D.:
"La historia de una mujer que se atrevió a desafiar a su época y sus convenciones. Una mujer rebelde en una sociedad y una familia ancladas por el deseo de lo protocolario, de lo aparentemente adecuado, de una serie de formalismos anodinos e insustanciales que se rebelan como contradictorios frente a la vida. Esta nueva adaptación de la novela de François Mauriac plantea una Thérèse silenciosa, pero a la vez llena de ferocidad. Una arpía despiada, que argumenta sus acciones bajo el telón de la libertad dentro un marco de estrictas restricciones. Una nueva versión de esta "heroína" muy correcta, que roza ya casi lo anodino. No hay emoción en ningún ápice de la película, ni en el desarrollo de la trama, ni en los personajes. Sus acciones no aportan más allá del mero hecho descriptivo en torno a un personaje muy interesante. Falta garra, intensidad, ingenio en cada fotograma rodado con una pulcritud única. La sobriedad excesiva de la cinta, narrativamente floja, se enfrenta a un ejercicio de ambientación muy vigoroso, de gran elegancia que se funde con un perfecto juego de luces y colores. Y en medio de esta suave penumbra, vislumbra el rostro de una actriz valiente, Audrey Tautou, que aporta ese gramo de desgarro silencioso, frente a la casi molesta postura mónotona de la película.

Lo mejor: La entereza de Audrey Tautou y el gran ejercicio de ambientación.

Lo peor: Su excesiva corrección.

NOTA: 6(***) 

Perder la razón:
"En forma de análisis emocional se plantea la nueva aportación fílmica del belga Joachim Lafosse. La vida de una pareja, de un trío emocional y de una mujer devastada. Una película sobre sensaciones cotidianas, sobre aventuras del día a día que deriva en una terrible crisis que nos hace testigos y verdugos de atrocidades que se plantean más comunes en nuestro entorno de lo que imaginamos. La película recorre la vida de los tres personajes de esta historia, un trío que se plantea como imposible, pero que es forzado bajo la argumentación de la supervivencia, y el honor de la tradición familiar. Se muestra la libertad frente a las cadenas de la moralidad. La libertad apagada y convertida en enfermedad emocional que deriva en catástrofes realmente devastadoras en la humanidad. El recorrido y el relato de las vidas de estos personajes no presenta altibajos. Todo se conjuga bajo una línea ciertamente tediosa. No hay grandes aventuras emocionales, y aunque los diálogos dotan de naturalidad a la cinta, que se resarce gracias a el interesante trabajo interpretativo de todo su reparto, la evolución psicológica de sus personajes, y la conjunción esférica de su entorno se diseña de forma fría e indiferente. Los cambios en la protagonista femenina se plantean de forma atropellada, concluyendo en un final esperado por un lado, pero excesivo, casi efectista para el conjunto desarrollado. Se enfrenta la estimable naturalidad de la cinta, frente a un trabajo de personajes que cojea por todos lados. Y en medio de este enfrentamiento está una Émilie Dequenne absolutamente inmensa, dando forma a un personaje de difíciles altibajos emocionales."

Lo mejor: Una estupenda Émilie Dequenne.

Lo peor: Los atropellados e injustificados cambios de los personajes, irregularmente resueltos.

NOTA: 5,5(***)