martes, 7 de agosto de 2012

Crítica: [REC]3 Génesis

 
SINOPSIS: En “[Rec]3 Génesis” conoceremos a Koldo y Clara. Ambos están hechos el uno para el otro y van a celebrar su enlace acompañados de sus seres queridos. Pero una negra sombra se cierne sobre ellos. En el día más feliz de sus vidas, el infierno va a desatarse y se verán rodeados de zombis, muertos vivientes…








COMENTARIO 
CRÍTICO: 
"Tercera película de esta arriesgada saga. Con un arranque prometedor que supone un incentivo diferenciado de sus dos predecesoras, este film te sumerge en una historia de terror llena de sangre, violencia y dosis de sátira. Una forma diferente de entender el terror, adoptándo una postura bastante cómica ante los desagradables acontecimientos que nos llevan hasta un final bastante predecible. Esta nueva película del fenómeno [REC], no alcanza el nivel del primer film, en el que la agudeza del relato, el magnífico reparto y el diseño visual eran muy notables, pero supera a la insuficiente segunda parte, en el que la historia era vacía de contenido, y los personajes resultaban absolutamente forzados. [REC]3 sin resultar un producto sobredimensional, entretetiene y consigue que no te despegues de la pantalla en todo el metraje, aunque lo que suceda sea convencionalmente establecido. Su truco reside en esa combinación de géneros que funciona y que aporta un gramo de frescura a esta peculiar saga para que pueda seguir funcionando, evitando la repetición y la monotonía. Además este último agresivo ejercicio de terror alcanza el máximo nivel técnico, gracias a un perfecto juego sonoro, que marca los pasos del terror, a una buena selección musical que entremezcla la ironía y la muerte, un ágil y complejo montaje que funciona de forma sublime, combinándose con entereza con unos efectos visuales extraordinarios, tanto a nivel digital, como de maquillaje, aquí tenemos una nota clave de este muy notable conjugado técnico, que redondea su jugada con una acorde y original fotografía. En cuanto al reparto, resulta en su gran parte en baja forma, especialmente ese soso actor llamado Diego Martín que no avanza ni retrocede en todo este trayecto, y que es invadido por una sublime Leticia Dolera, que se consolida como promesa del nuevo cine español."

NOTA: 6,5(***)