martes, 10 de septiembre de 2013

VII Festival Cines del Sur. Críticas

La llamada:
"A pesar de sus buenas intenciones enfocadas a una vía crítica, David Nieto Wenzell en su debut, no consigue acercarse lo más mínimo a sus ansiados objetivos de concienciar socialmente mediante su film. Tal es su alejamiento de este objetivo, que ni tan siquiera la película funciona cinematográficamente hablando. Todo comienza por un guion torpe, con personajes poco creíbles, estereotipados y situaciones pedantes, supuestamente profundas, pero completamente risibles. La película se cae por todas sus veredas, ni logros visuales, ni técnicos, ni interpretativos. Un relato que a pesar de su escaso metraje se hace pesado, debido a su rídicula construcción y su más penosa puesta en escena. Sólo merece la pena en todo este mal embrollo, una actriz valiente llamada Anahi Hoeneisen que intenta llevar su papel como puede, ante tantas adversidades."

Lo mejor: El esfuerzo de Anahi Hoeneisen.

Lo peor: Lo absolutamente rídicula que resulta.

NOTA: 2(*)

After the Battle:
"A pesar de gozar del prestigio de haber sido seleccionada por el Festival de cine más importante del mundo, y de las buenas intenciones de su realizador a la hora de querer internacionalizar los conflictos desarrollados durante la primavera árabe en Egipto, la película no llega a funcionar del todo. A pesar de las interesantes imágenes, del retrato documental y de unas interpretaciones valientes, en especial de Menna Shalaby y Nahed El Sebaï, el film no funciona, y se queda en una mínima incursión en el conflicto, por su incapacidad de articular un buen discurso y su arcaico y pobre lenguaje visual. Un estampa que se observa sin dificultad, pero que se aleja de la realidad."

Lo mejor: La entereza interpretativa del relato.

Lo mejor: Su escasa capacidad de transmitir mediante las imágenes.

NOTA: 5,5(***)

Capturing Dad:
"Aunque el film no arranca con fuerza y en casi ningún momento demuestra un gran dominio del ritmo, se presenta como un soplo de aire fresco capaz de hacer reir y emocionar. Su sensiblería dramática inicial, da paso a un excelente ejercicio de comedia negra, gracias a las armas indiscutibles de un guion perfectamente hilvanado, que mantiene el buen nivel del film hasta un tronchante final. Las agudas interpretaciones de las dos niñas, así como la imponente intervención de Makiko Watanabe, unidas a una música agradable y una fotografía conseguida, dotan a la cinta de una esencia tan optimista, dentro de su ennegrecido contexto, que sales con la mejor de las sonrisas del cine, tras ver este estupendo relato."

Lo mejor: Su humor.

Lo peor: La falta de ritmo.

NOTA: 7,5(****)