viernes, 9 de noviembre de 2012

Crítica: Argo

SINOPSIS: “Argo” nos relata cómo el 4 de noviembre de 1979, mientras la revolución iraní alcanzaba su punto álgido, algunos militantes irrumpieron en la embajada de Estados Unidos en Teherán y tomaron cincuenta y dos prisioneros estadounidenses. Sin embargo, en mitad del caos, seis de ellos logran escapar y encuentran refugio en casa del embajador canadiense. Sabiendo que es solo cuestión de tiempo que les encuentren y, muy probablemente, les maten, un especialista de la CIA en operaciones especiales llamado Tony Mendez (Ben Affleck) urde un arriesgado plan para sacarlos del país. Un plan tan increíble que solo podría salir bien en una película.

COMENTARIO 
CRÍTICO: 
"Muy interesante propuesta la que nos presenta esta vez Ben Affleck. Su talento detrás de la cámara se consolida, gracias a este majestuoso thriller que retrata con pulso, y emoción, un hecho histórico, reconvertido a la ficción más inquietante. La nueva obra de este realizador, triunfa gracias a su alejamiento de las convenciones de las películas de carácter político, además de por ofrecer de una forma algo crítica, una imagen sobre el funcionamiento de la poderosa industria norteamericana del cine. En "Argo" hay más realidad cinematográfica, que matices políticos, es una película para todo tipo de público, por su vertiente tan compleja y por su original mirada. Cada plano está meticulosamente calculado, para que funcione de una forma asombrosa, y en esta labor Ben Affleck consigue un excelente trabajo de dirección, que funciona también con brillantez en el aspecto actoral. El guion construido con pulso, resulta menor ante el gran trabajo de dirección de Affleck, además, este a veces recurre a metáforas oportunas, convencionalismos patrióticos y forzados momentos lacrimógenos, que abanican los minutos finales, arruinando la narración en ciertos momentos. La factura técnica acompaña por completo a la realización firme de Affleck. La excelente y original partitura de Desplat, la perfecta ambientación, la sólida fotografía y el extraordinario montaje, configuran un clímax necesario para que el film se desarrolle de forma efectiva. El reparto, creíble, aunque suave, destaca por las sólidas intervenciones de Alan Arkin y John Goodman, que nos regalan momentos realmente memorables. Una película fuerte, decidida, y cargada de momentos extraordinarios de buen cine."

NOTA: 8,5(****) 

3 comentarios:

Sergio Jsa dijo...

Habrá que verla no?

albertaco dijo...

jejejee, si =)

Mariana Hernández dijo...

Durante la película te la pasas con la expectativa de lo que pasará con los secuestrados, es una historia bien dirigida y contada, con tremendos actores como Ben Affleck, Bryan Cranston y Christopher Stanley por mencionar algunos la mejor de ese año.