sábado, 27 de octubre de 2012

Crítica: Lo imposible


SINOPSIS: En “Lo imposible”, María (Naomi Watts), Henry (Ewan McGregor) y sus tres hijos comienzan sus vacaciones de invierno en Tailandia. En la mañana del 26 de diciembre, la familia se relaja en la piscina después del día de Navidad cuando el mar, convertido en un enorme y violento muro de agua negra, invade el recinto del hotel. María solo tiene tiempo de gritar antes de ser engullida y arrastrada por la terrible ola. Sin tiempo para asimilar lo incomprensible e inesperado del desastre natural que acaban de sufrir, deberán luchar por la supervivencia y por volver a reencontrarse. La película se basa en una historia real que tuvo lugar durante el tsunami que azotó a la costa tailandesa en el año 2004.

COMENTARIO 
CRÍTICO: 
"Llega el acontecimiento cinematográfico del año de manos del ingenioso realizador Juan Antonio Bayona. Una obra de grandes dimensiones que se agarra a la garganta del espectador y le provoca todo un torrente de emociones. Una obra perfecta técnicamente, gracias a sus bestiales efectos visuales, su poderosa fotografía, su brutal juego sonoro, su bellísima partitura, su excelente caracterización física, su atronador montaje y su conseguida dirección de arte, así como muy bien interpretada. No solo Naomi Watts estremece con su difícil personaje, sino también la fuerza emotiva definida por Ewan McGregor y la brillante y desgarradora intervención del debutante TOM HOLLAND, el cual se deja la piel para dar forma a su valiente personaje. El perfecto trabajo actoral se completa con unos secundarios notables, donde destaca la breve pero emotiva intervención de Geraldine Chaplin. El problema del film, sin duda, se encuentra en su guion, con frases poderosas, pero también con muchas costuras, que a veces rozan lo sensiblero, el tópico y lo convencional. Un guion que se recupera gracias a la solvente dirección de Bayona. Sin duda, se podrán achacar muchos errores a este film, pero la cuestión es que no estamos ante una película enrevesada, compleja a nivel de historia, extrañamente construida, estamos ante una historia de emociones devastadoras, y definitivamente en ese aspecto, el film ha conseguido provocar la empatía, la emoción del espectador con respecto a la historia de sus personajes. Una obra para dejarte llevar por el fuego de sus emociones, donde la supervivencia constituye el principal valor que marca su destino."

NOTA: 9(*****)