jueves, 18 de julio de 2013

Crítica: Los secretos del corazón

"Un tema delicado como este podría haber caído en multitud de muestras lacrimógenas, en melodramas baratos y en un sin fin de intentos por provocar la lágrima fácil mediante los métodos más deshonestos, pero John Cameron Mitchell apuesta por un tratamiento sencillo, pero repleto de sinceridad y sobre todo buenas intenciones. Su delicadeza para abordar el dolor de unos padres ante la pérdida de su hijo es admirable. El diseño exhaustivo de los protagonistas, la resolución de los conflictos y el planteamiento del nudo central de la trama, son encajados en un puzzle repleto de elegancia y mimo. La contención más admirable toma la palabra de este precioso guion, frente a las ráfagas pretenciosas de intentar sucumbir a las emociones más aparentemente desgarradas. Mitchell sume este acertado guion en una admirable epopeya visual que desborda humanidad y credibilidad por todos lados. Su juego visual, minucioso y cuidado, ayuda en todo momento al desarrollo de la trama. Sin embargo, a pesar de las buenas intenciones, del excelente guion y la estimable dirección, el film quizás exigia un tratamiento menos amable, más arriesgado. El espectador respira la humanidad de la función, pero le cuesta adentrarse en las emociones tan latentes que sufren sus dos protagonistas, por el tono excesivamente amable de la propuesta, así como un cierto fallo de guion, ciertas subtramas que se antojan algo estúpidas ante la vereda principal, notablemente construida. Por contraste, a la carencia de riesgo del film y a sus justificaciones irreverentes, el reparto deslumbra, inyectando honestidad al conjunto de la película. Notables los trabajos de Dianne Weist y Aaron Eckhart, pero lo de Kidman sobrepasa con creces cualquier expectativa, ofrece una interpretación magistral, en un registro completamente diferente al que suele ofrecer. Un trabajo realmente prodigioso, en un film elegante, honesto y sincero, pero que al final no te llega a integrar en la compleja espiral de sus emociones."
 
Lo mejor: Nicole Kidman y la elegancia de la cinta.

Lo peor: Su escaso riesgo.



 

NOTA: 7(****)

1 comentario:

Muñekita Cat dijo...

Hola! Alberto! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a emitacat@gmail.com

besoss!!
Emilia