lunes, 12 de noviembre de 2012

Crítica: Four lovers

 
SINOPSIS: Cuando Rachel conoce a Vincent en el trabajo, decide invitarlo a una cena que comparten con sus respectivas parejas: Frank y Tery. Los cuatro tardan poco en hacerse amigos y en enamorarse locamente. Pasan el día juntos, duermen juntos y viven sin reglas ni remordimientos. Sin embargo, con el paso del tiempo, el peso de la culpa y una sensación de confusión van ganando terreno en su conciencia. Los sentimientos se van haciendo oscuros y crueles. Ha llegado el momento de cortar por lo sano, de buscar nuevos horizontes, pero no es tan fácil. 

COMENTARIO 
CRÍTICO:  
"Compleja reflexión sobre un dilema cotidiano continuamente presente en la vida humana. El enfrentamiendo entre el deber y el querer, adquiere aquí una profunda síntesis, cuando las cuestiones del corazón, el amor, las relaciones humanas y sus entresijos toman la pantalla. Un film que intenta ahondar en la complejidad y dificultad de las emociones, los sentimientos, y su desarrollo en la vida social. Una tonalidad que da forma a esta historia, que busca un enfoque diferente acerca de como plantear aquellas relaciones, que rompen el límite de lo convencional, para dar sentido a cuestiones que la pasión humana sigue planteando. Pero, a pesar de la mirada tan peculiar, y a la vez necesaria, la historia, con un buen arranque y mejor desenlace, desarrolla el resto de la trama, sin sobresaltos, sin contenido, de una forma casi arbitraria, provocando que el espectador se sienta perdido, ante la sucesión de acontecimientos que rozan lo tedioso. El problema principal se encuentra a la hora de definir complejamente a los personajes, para que encajen en la reflexión crítica que plantea la película. Los cuatro actores protagonistas dan forma de la mejor manera posible a su insulsos personajes, que en cierta manera configuran un relato entretenido, pero escaso de emociones. Emociones que en cierta manera se agudizan en el tramo final, por la resolución eficiente de la historia, quizás algo masticada. Antony Cordier falla en la escritura y en la dirección, dejando todo en manos de un acertado trabajo de fotografía y de un elenco que defiende con solvencia su trabajo. Una obra para ser entendida, meditada y aplicada, pero la cual pedía un desarrollo mucho más complejo a varios niveles."

NOTA: 6(***)