domingo, 30 de diciembre de 2012

Crítica: Los miserables


SINOPSIS: El expresidiario Jean Valjean (Hugh Jackman) es perseguido durante décadas por el despiadado policía Javert (Russell Crowe). Cuando Valjean accede a cuidar a Cosette, la pequeña hija de Fantine (Anne Hathaway), sus vidas cambiarán para siempre. Adaptación cinematográfica del famoso musical 'Les miserables', a su vez basado en la novela homónima de Victor Hugo, y completamente cantada. 





COMENTARIO 
CRÍTICO: 
"Llega el acontecimiento cinematográfico del año bajo los sones musicales más clásicos. Tras el gran éxito por los grandes teatros del mundo, la obra de Victor Hugo llega por tercera vez a la gran pantalla, pero esta vez reconvertida en un musical lleno de grandiosidades, y cargado de una ambición que se presenta como su principal defecto. La nueva película del realizador Tom Hooper es una obra poderosa y potente en muchos sentidos. A nivel técnico, una perfecta ambientación, con sobresalientes decorados y vestuarios, y una extraordinaria caracterización física, se unen a una bella fotografía, un complejo montaje y un perfecto compendio sonoro, que facilita que resuenen con fuerza las bellas canciones del musical de Broadway, que ahora incluyen una bonita pieza llamada "Suddenly". Este espectáculo extraordinario se completa con un reparto muy acertado, donde destaca un poderoso y valiente Hugh Jackman, unos vibrantes Eddie Redmayne y Samantha Barks, esa dulce mirada de Isabelle Allen, la perfecta voz de Aaron Tveit y una Anne Hathaway absolutamente magistral, con su breve intervención arrasa, alcanzando su punto álgido cuando desgarra el tema "I dreamed a dream", una composición que va más allá de elogio, extraordinariamente definida y desarrollada. Y hasta aquí, llegan los grandes logros de este gran acontecimiento en que se ha convertido la obra del autor francés, que presenta dos grandes errores, una adaptación irregular, bajo un guion débilmente forjado, que aburre en sus momentos iniciales y alarga de forma innecesaria un final que pedía una resolución mucho más concisa, así como una dirección errónea. A Tom Hooper le ha venido grande este proyecto, no sabe donde colocar la cámara, como moverla, abusa de los primeros planos, y no sabe aferrarse a ser preciso y constante, se pierde entre plano y plano, provocando una evolución en ocasiones desconcertante del lenguaje visual del film. Estos grandes impedimentos son la causa de que no estemos visionando una obra maestra como se esperaba, independientemente de los valores que maneja el film como obra notable, pero que no llega a alcanzar la brillantez que ambicionaba."

NOTA: 8(****) 

3 comentarios:

Xavier Vidal dijo...

Coincidimos en muchos puntos, y casi hemos escrito igual eso de que a Hooper el proyecto le ha venido demasiado grande. Todos esos defectos podrían resumirse en una cosa: Hooper, que no es un director demasiado notorio, ha resuelto la dificultad del material con una fidelidad un tanto anticinematográfica al musical teatral (de ahí esos primeros planos).

Hathaway está genial, pero, a riesgo de sonar en plan Grinch, tampoco me parece algo tan lucido como para ganar un Oscar. Está genial, pero el papel es corto. Aunque todo indica que tiene el Oscar en las manos.

Saludos y un placer leerte!

Anónimo dijo...

[url=http://where-is-my-water.ru/]where-is-my-water.ru[/url]

Anónimo dijo...

http://www.site.com - [url=http://www.site.com]site[/url] site
site