jueves, 15 de diciembre de 2016

Crítica: El faro de las orcas

"Es conocido el discurso de Gerardo Olivares, que entroncado en la ficción intenta indagar, como si de un ejercicio etnográfico se tratara, en las diversas civilizaciones, culturas, que han sabido convivir de un manera espontánea con la naturaleza que les aborda, al margen de la hecatombe planetaria que nos invade. Olivares demostró fuerte interés por ese amante de la naturaleza llamado Roberto Bubas, que a través de una ficción expresó las magnificencias que otorga el encontrar una conexión directa con la naturaleza, y en su caso con las orcas en la Patagonia. Esta ficción toma en la pantalla un pulso interesante, que finalmente decae llegando a los registros de la insuficiencia. Hay dos partes claramente diferenciadas en la película, por un lado, el relato de superación personal, y por otro, la inmersión etnográfica en la naturaleza, y las convenientes reflexiones sobre el valor que esta otorga. Mientras que esta segunda apela al adjetivo de la admiración, atendiendo a definiciones muy complejas y bajo un abánico de expresión audiovisual hipnótico, la primera juega al subrayado, el tremendismo y la impostura, llegando a cotas risibles. Es una lástima que esta primera parte acabe invadiendo esa estimable mirada al mundo virgen que nos rodea, ya que las sólidas vocaciones de la película acaban patinando por la senda del rídiculo. Rídiculo potenciado por el incómodo personaje de Lola, cuyas imposturas provocan que una actriz de la talla de Maribel Verdú acabe derivando en una aportación insuficiente. En contraste, la valías técnicas de la cinta (bella partitura de Pascal Gaigne y sólidos efectos especiales) y la firme mirada de Joaquín Furriel, encauzados a ese viaje sensorial hacia las entrañas de la Patagonia, intentan mantener a flote ese barco que por desgracia acaba naufragando en su mar de intenciones."
Lo mejor: La admirable reflexión sobre la naturaleza y su relación con el ser humano.

Lo peor: Las excesivas imposturas de la sobrante historia de superación (y algunos resquicios de relación amorosa).


NOTA: 4(**)

No hay comentarios: