miércoles, 17 de octubre de 2012

Crítica: Tenemos que hablar de Kevin

 
SINOPSIS: En “Tenemos que hablar de Kevin”, Eva pone a un lado sus ambiciones y su carrera profesional para dar a luz a Kevin. La relación entre madre e hijo es complicada desde los primeros años. Cuando Kevin tiene 15 años hace algo irracional e imperdonable a los ojos de toda la comunidad. Eva lucha con sus propios sentimientos de dolor y responsabilidad. ¿Alguna vez llegó a amar realmente a su propio hijo? ¿De cuánto de lo que hizo Kevin fue culpable su madre?




COMENTARIO 
CRÍTICO: 
"Un jugoso espectáculo visual nos presenta Lynne Ramsay para ayudarnos a comprender una historia despiadada, cruel, estremecedora. Un planteamiento retórico sobre el amor, la enfermedad, la realidad, el honor...Una metáfora singular, que define y despieza el cuerpo psicológico de cada uno de sus personajes, y de las relaciones interpersonales que dan forma al relato, mediante un meritorio juego de imágenes, cargadas de expresividad, ritmo, y personalidad. La forma de contar una historia tan simple, pero a la vez tan compleja a niveles más profundos que buscan cierto apoyo en la psicología, es el punto álgido y decisivo que hace de esta adaptación una obra realmente sublime. El excelente trabajo de dirección, tanto a nivel actoral, como de otros aspectos relacionados con la mirada opulenta del relato, se demuestra en cada plano impregnado de una personalidad increíblemnete transgresora. Una fotografía de contrastes muy logrados, un sonido meditadamente diseñado, y un montaje de ardua fuerza para dar sentido al aspecto más intimista del film, son los complementos idóneos para redondear este espectáculo visual. Un regalo para lo sentidos invadido satisfactoriamente por la fuerza actoral, de una omnipresente, pausada, contenida, y emotiva Tilda Swinton, que consigue realizar un trabajo bestial, junto a ella, la perturbadora inocencia reflejada por el notable Jasper Newell, y la crueldad más despiadada desarrollada por un extraordinario Ezra Miller, conforman un trío interpretativo de desgarradora fuerza y de destacada solidez. Absolutamente brillantes los duelos interpretativos entre Swinton y Miller, los cuales dotan de una fuerza crepuscular a una historia de aguda mirada, y emoción contenida."

NOTA: 9(*****)