lunes, 14 de enero de 2013

Crítica: Prometheus


SINOPSIS: “Prometheus” es la esperadísima nueva película de ciencia-ficción dirigida por Ridley Scott tras sus pasadas obras maestras “Alien, el octavo pasajero” y “Blade runner”. Nos contará la historia de un grupo de exploradores que descubre una pista que puede llevar a conocer el origen de la humanidad en la Tierra, embarcándoles en un viaje emocionante a los rincones más oscuros del Universo. Sin embargo, una vez allí tendrán que luchar en una aterradora batalla para salvar el futuro de la raza humana.

 
COMENTARIO CRÍTICO: 
"Ridley Scott vuelve a su terreno habitual mediante una obra que intenta construir el inicio de Alien, de forma implícita, y juega con cuestiones existenciales, acerca del origen de la humanidad, y el valor que esta ha tenido a lo largo del tiempo. Ridley Scott pretende ahondar en numerosas respuestas que que se le escapan a su capacidad de pensar, y de labrar en imágenes una convincente muestra de que la ambiciosa visión que le traspasa pueda ser certera, o al menos verosímil. No se trata de ser realista, sino de que lo que se cuenta resulte certero para el espectador, y no se sienta engañado en esta obra conducida por un guion irregular, que se mueve a merced de un poderoso conglomerado visual. Scott se esmera tanto en querer conseguir sus objetivos patriarcales y espirituales en cierta medida, así como en que el espectáculo resulte muy efectivo a nivel visual, que la narración queda empobrecida, dejando que la acción se desarrolle mediante escenas visualmente potentes, pero que parece como si funcionaran como un puzzle mal encajado. Los efectos visuales excepcionales, la notable música, el poderoso sonido, el acertado montaje y la excelente ambientación pueden engañar, pero cuando la intensidad dramática toma la pantalla, surge un ápice de momentos entre aburridos y ridículos. Momentos que en cierta medida salva ese excepcional trío protagonista (Fassbender, Rapace y Theron), que sin salir esta vez de la corrección, consigue hacer más amenas las secuencias en las que la acción de los efectos visuales no esconde las carencias del guion. Una obra que ambicionaba mucho, pero que ha ofrecido poco, dejándose llevar por una espectacular guía de efectos visuales."

NOTA: 4(**)