martes, 28 de abril de 2015

Cine nórdico. Críticas:

Alguien a quien amar:
"Con tintes muy parecidos a la cinta de Felix Van Groeningen, esta película danesa dibuja un drama intenso sobrellevado por el abanico calmante de la música. Lo que podría haber sido una interesante historia de superación personal bellamente adornada por la música, acaba sucumbiendo al recital de la lágrima fácil y el enrevesamiento telenovelero. Cuando la impostura no traza la historia, aparece el innecesario ejercicio del melodrama facilón. No obstante, es estimable el ejercicio de atmósfera planteado, gracias a las bellas canciones del film, y cierto logro técnico, así como la precisión de unos actores que torean como pueden unos personajes insostenibles. Al final, queda la inercia de haber asimilado una película amable y cálida, pero en el fondo nos es más que adorno que intenta ocultar el terrible y soporífero ejercicio de sensiblería al que hemos asistido."

NOTA: 3(**)

De caballos y hombres:
"Benedikt Erlingsson en su debut plantea un ejercicio cinematográfico de extraña rareza. Una muestra en la que las palabras dan paso al curioso sonido ambiental y el poder de las imágenes, pues así se desarrolla esta película casi muda, mediante imágenes que se mueven entre la cotidianidad más absoluta, y el sadismo más extremo en busca de una sátira pintada de humor negro. Todo ello al servicio de una construcción metafórica, la de la relación del ser humano y la naturaleza. Su lado animal y su lado humano conviviendo y/o venciendo uno sobre otro en una paleta coral de personajes de rarezas cotidianas. Ellos perfilan un retrato partido y en cierta manera quebrado, pues el excesivo interés de ciertos momentos hunde el menor de otros. El humor a veces despliega sus afiladas cuchillas con absoluta solvencia, pero en otras ocasiones la incomodidad invade la pantalla. Estructuración narrativa que recoge un conjunto de imágenes de estimulante belleza, y atractivo sociocultural. En definitiva, con sus imperfecciones y su complicada digestión, no podemos dejar de alabar la singularidad de una propuesta tan diferente y tan arriesgada como esta."

NOTA: 7(****)

Fuerza mayor:
"Lo que comienza como un amable retrato familiar acaba poco a poco desplegando unas armas humorísticas para componer un excelente ejercicio de sátira social a favor de la incorrección política. Robert Östlund cuida al milímetro unos diálogos repletos de ingenio y destreza, que ayudan a una composición psicológica de personajes realmente admirable. Sorprende la inteligencia de las voces de esta propuesta sin resultar impostada. Pues el enriquecimiento cultural en esta cinta ejerce una excelente muestra de equilibrio con la humanidad de sus artífices. Artífices que emergen con fuerza gracias a un reparto habilidoso y realmente entregado a una construcción narrativa ingeniosa. Quizás el punto débil del film y que lastra bastante el conjunto, es una estructuración espacio-temporal desacertada que aletarga el ritmo de la cinta y la alarga en un sentido bastante peyorativo. Por lo tanto, al final acaba conviviendo un transitar cinematográfico excesivamente pausado con un desenvuelto ejercicio de narrativa sociocultural, absolutamente necesaria para descomponer la hipócrita postura de corrección política que muchas veces nos define."

NOTA: 7,5(****)